Leishmaniasis en perros

Te contamos todo lo que necesitas saber sobre la leishmaniasis en perros en Castellón: síntomas, tratamiento, prevención...

Leishmaniasis en perros

La leishmaniasis en perros es una enfermedad grave que puede poner en riesgo la vida del animal. Por eso, en Alfa Veterinaria queremos ayudarte a saber más de ella y, sobre todo, para que conozcas cómo puedes evitar que tu mascota la contraiga. ¡Toma nota!

¿Qué es la leishmaniasis en perros y como se contagia?

Se trata de una enfermedad parasitaria que se transmite por la picadura de un insecto parecido a un mosquito llamado Phlebotomus. Éste succiona la sangre y el parásito (Leishmania) de un animal infectado. Tras 4-10 días, periodo en el que el protozoo realiza la metamorfosis, pica a otro perro sano y le contagia. Otro método de contagio a través de la placenta durante el embarazo.

¿Cuáles son los síntomas de la leishmaniasis en perros?

Se trata de una enfermedad crónica muy difícil de detectar a simple vista, ya que los síntomas no aparecen enseguida. ¡Pueden tardar en desarrollarse de 3 meses a 7 años! Por eso, desde Alfa Veterinaria te recomendamos que realices un test de sangre al menos una vez al año.

La leishmaniasis se manifiesta de forma diferente en cada amigo perruno y no siempre afecta a los mismos órganos, aunque existen ciertas señales que sirven para ponernos en alerta:

  • Externos: Dermatitis alrededor de los ojos y puntas de las orejas, seborrea excesiva, úlceras que no curan, sangrado nasal, adelgazamiento o apatía.
  • Internos: Artritis, insuficiencia renal, anemia y la propia muerte del animal.

PLANES DE SALUD PARA TU PERRO

¿Qué hacer si mi perro tiene leishmaniasis?

Si le han diagnosticado leishmaniasis a tu perro, no te desesperes. Hoy en día contamos con varios tratamientos que, en su mayoría, consiguen controlar la enfermedad de tu fiel amigo y que apenas afecte a su calidad de vida. La mala noticia es que nunca desaparecerá, pero tranquilo, en Alfa Veterinaria te ayudaremos a darle la mejor vida posible.

Tratamiento para la leishmaniasis en perros

De manera general, existen dos tipos de fármacos para el tratamiento de la leishmaniasis en perros: los que eliminan gran parte de los parásitos y los que mantienen a raya a los parásitos que sobreviven:

  • Fármacos eliminadores: Puedes suministrárselo con inyecciones cutáneas (Glucantime) dos veces al día durante 30 o 35 días. Y para que no tengas que desplazarte siempre, te enseñamos cómo hacerlo. La otra opción es a través de un jarabe (Milteforan), que se da una vez al día durante 28 días. Es un tratamiento más cómodo, pero menos eficaz y más caro. Aunque es el más recomendado para los perros que han sufrido una alteración renal.
  • Fármacos de mantenimiento: Se puede llevar a cabo con unas pastillas (Alopurinol) que se dan dos veces al día durante un año y que consiguen mantener dormido al parásito; también es conveniente añadir otro jarabe llamado Leisguard para mantener activas las defensas.

A pesar de que estos métodos logran disminuir el número de parásitos en sangre y adormecerlos, no puede eliminarlos por completo. Por eso, para garantizar que la enfermedad no se está reactivando, es de suma importancia llevar a a cabo analíticas sanguíneas y de orina de forma periódica.

¿Cómo prevenir que mi perro se contagie de leishmaniasis?

Puede que pienses que solo los perros que viven en condiciones infrahumanas pueden contagiarse. Sin embargo, esta enfermedad es mucho más habitual. De hecho, un estudio internacional ha confirmado que hasta 8 de cada 10 perros del levante español tienen leishmaniasis, y de ellos la mitad van a enfermar en los próximos 2 ó 3 años. Desde Alfa Veterinaria te presentamos la forma de prevenir la enfermedad, que trata de poner dos barreras:

  • La primera es evitando la picadura del mosquito mediante repelentes como pipetas o collares. No te fíes de aquellos productos naturales o repelentes que se dispensan sin receta.
  • La segunda es potenciando y educando al sistema inmune de nuestro perro para maximizar la respuesta defensiva en caso de picadura. El mejor método es la vacuna que se aplica cada año o un jarabe que se administra durante un mes, dos veces al año.

Ante la mínima sospecha de leishmaniasis en perros, ven de inmediato a nuestra clínica. En el laboratorio de Alfa Veterinaria contamos con el análisis de detección de leishmaniasis más fiable del mercado, que además de informarnos de si el resultado es positivo o negativo nos permite cuantificar cuántos anticuerpos posee el animal frente a la enfermedad. De este modo, podemos ofrecer un diagnóstico más preciso y aplicar el tratamiento más adecuado en cada caso.