La displasia de cadera en perros. Prevención y tratamiento

¿Te preocupa que tu perro sufra displasia de cadera? Pide cita en nuestra clínica veterinaria en Castellón

Displasia cadera perros prevencion

La displasia de cadera en perros es una patología ortopédica frecuente, a menudo bilateral, multifactorial, de base fundamentalmente hereditaria no congénita (enfermedad hereditaria que se desarrolla durante el crecimiento; no evidente en el momento del nacimiento), caracterizada por una inestabilidad articular y subluxación o luxación de la cabeza del fémur, con la consiguiente deformación de las cabezas femorales y el desarrollo precoz de artrosis (coxartrosis).

La incongruencia articular puede derivar de una malformación del acetábulo (displasia acetabular), de la cabeza y del cuello femorales (displasia femoral), de una combinación de ambas, o también de una laxitud capsular excesiva.

Es una enfermedad de base hereditaria, que se manifiesta durante el crecimiento y cuya gravedad depende de diversos factores, como el entorno (ejercicio con excesivo impacto), la alimentación (exceso calórico) y la velocidad de crecimiento (mayor predisposición en perros de razas grandes, cuyo incremento de peso es muy rápido).

 

Prevención de la displasia de cadera en perros

Para prevenir la aparición de displasia en perros con predisposición (perros de raza golden retriever, labrador retriever, pastor alemán y todos los que cuyo peso de adulto se prevea que supere los 25 kg), es recomendable que los cachorros hasta los 8 meses hagan ejercicio suave y que la nutrición no tenga un exceso calórico.

Si pese a ello se detecta que, a partir de los 5 meses el perro...

  • Camina ladeando mucho la cadera.
  • Se sienta de lado dejando una pata estirada.
  • Resbala con facilidad.
  • Tiene dolor después de hacer ejercicio.
  • Corre como un conejo, dando saltos con las dos patas traseras al mismo tiempo.
  • De repente se vuelve arisco o agresivo.

Conviene llevar al perro a una clínica veterinaria en Castellón como la nuestra. Aquí evaluaremos, mediante un examen físico completo y unas radiografías, el estado de sus caderas, para así poder ofrecer todas las opciones posibles de tratamiento dependiendo del grado de afectación en particular.

 

Tratamiento de la displasia de cadera en perros

Si la displasia se detecta en perros de corta edad, idealmente antes de los 9 meses de edad, y aún no se ha generado artrosis, la cirugía correctora es una opción excelente.

Si por el contrario ya hay artrosis, habrá que recurrir a otros tratamientos, que pueden incluir antiinflamatorios, analgésicos, condroprotectores, terapia con células madre o implantación de prótesis de cadera, en casos muy graves.

 

Veterinarios especializados en traumatología y ortopedia

jumbotron

¿Por qué mi perro cojea?, ¿podría tener artrosis?, ¿se debe a un problema de displasia de cadera? En nuestra clínica y hospital veterinario de día en Castellón, resolvemos todas tus dudas.

¡PIDE CITA AHORA!