Embarazo psicológico en perras: síntomas y tratamientos

Conoce los síntomas y cómo actuar ante un embarazo psicológico, una patología muy común en perros no esterilizados

Embarazo psicológico en perras: síntomas y tratamientos

Si ves que tu perra tiene comportamientos extraños y actúa de manera diferente es probable que esté sufriendo un embarazo psicológico. La pseudogestación es un estado fisiológico por el que pasan muchas perras al mes y medio de finalizar el celo. Este falso embarazo no es debido a ninguna enfermedad; simplemente se trata de una alteración de los niveles hormonales, habitual en hembras sanas.

Tras finalizar la época de celo, 6 de cada 10 perras sufren desajustes hormonales que hacen que sufran un embarazo psicológico. Aparte de esta explicación, muchos expertos aseguran que esto forma parte de un mecanismo de defensa utilizado para poder criar a las crías de otros cuando no pueda hacerlo la madre biológica, como ocurre en el caso de los lobos.

Síntomas embarazo psicológico en perras

Cuando ocurre este proceso, nuestros animales sufren ciertos síntomas, tanto físicos como psicológicos.

Los síntomas físicos, provocados por el aumento de la hormona prolactina, son:

  • Incremento del tamaño del abdomen.
  • Aumento del tamaño de las mamas y producción de leche.
  • En alguna ocasión las perras pueden experimentar contracciones en su útero similares a la del momento del parto.

Y por otro lado los síntomas psicológicos, que son mucho más extensos:

  • Convierten a los juguetes en sus hijos y los tratan como tal.
  • Están más nerviosos e inquietos de lo habitual.
  • Lloran o emiten quejidos.
  • Pierden el apetito.
  • Rascan constantemente suelos y paredes.
  • No quieren salir a pasear y disminuyen su actividad.

Como ayudar a mi perra con un embarazo psicológico en Castellón

Pese a que si los síntomas no son especialmente graves, no tendremos por qué preocuparnos y acabará desapareciendo a los diez o quince días, en ocasiones la secreción láctica se enquista o las mamas se infectan. Así que te recomendamos acudir a nuestra clínica veterinaria en Castellón dónde realizaremos un examen exhaustivo de tu mascota, descartando también la posibilidad de que sea un embarazo real y administrando medicación si fuera necesario.

Es frecuente en estos casos recurrir a tratamientos caseros que intenten solucionar el problema, como la tortilla de perejil usada para eliminar la retención de líquidos, entre otros. Sin embargo, la efectividad de estos remedios es cuestionable, por lo que nuestros recomiendan limitarse a seguir estas pautas: Incremento de la actividad para mantener al animal más entretenido, Retirada de los juguetes y peluches que haya adoptado como “hijos” de forma progresiva. Evitar el lamido de las mamas para que no se autoestimulen y se pare la secreción de leche.

 

Resolvemos tus dudas de forma gratuita.

Ven a visitarnos.

Pide Cita